Mala calidad del aire predominó en la zona conurbada de la Ciudad de México

0
2
La contaminación sigue siendo uno de los principales problemas de la Ciudad de México (Foto: Archivo)
La contaminación sigue siendo uno de los principales problemas de la Ciudad de México (Foto: Archivo)

La mala calidad del aire predominó en la zona conurbada del Valle de México, principalmente en la zona de Coacalco y Ecatepec, al noroeste de la capital del país.

Así lo informó el Gobierno de la Ciudad de México, mediante el Sistema de Monitoreo Atmosférico de la Ciudad de México, el cual informó a través de su cuenta de Twitter, que el decremento de la calidad pasó de “Regular” a “Mala”, a pesar de que aún no se ha declarado ninguna contingencia ambiental por parte de las autoridades.

Lo anterior debido a un incremento en la cantidad de ozono en el aire, lo cual dejó en un panorama de “Moderado”, por lo que se recomienda que no haya un exceso en las prácticas de ejercicio y actividades al aire libre.

Los contaminantes producto de las actividades industriales son un punto que afecta fuertemente a las condiciones ambientales. (Foto: Archivo)
Los contaminantes producto de las actividades industriales son un punto que afecta fuertemente a las condiciones ambientales. (Foto: Archivo)

Los puntos de riesgo según la calidad del aire se colocan con una medición que aumenta conforme a la severidad de las condiciones atmosféricas. La escala es del uno al 10, entre los que se da un incremento de severidad cada tres niveles.

Entre las partículas contaminantes que se encuentran constantemente en la zona atmosférica destacan: las de tipo primario, como el CO y sus derivados; los contaminantes basados en los óxidos de azufre (SOx) y de azufre (NOx), que son contaminantes que podemos encontrar en vehículos automóviles.

Otro de los tipos de contaminantes más importantes son los clorofluorocarbonos, que suelen formar parte de refrigeradores y sistemas de aire acondicionado, así como aerosoles o “spray”, usualmente usados en productos de belleza e insecticidas.

Otro de los fenómenos que más afectan a la calidad atmosférica son la excesiva tala y deforestación, la quema de combustibles fósiles como el gas natural o el petróleo y el incremento de actividades de minería en las zonas cercanas.

La deforestación es otra de las grandes problemáticas a las que se enfrenta la ciudad, pues los espacios urbanos incrementan pero a costa de los espacios ecológicos (Foto: Archivo)
La deforestación es otra de las grandes problemáticas a las que se enfrenta la ciudad, pues los espacios urbanos incrementan pero a costa de los espacios ecológicos (Foto: Archivo)

Tampoco podrían dejarse de lado los contaminantes que aparecen como resultado de los productos químicos y los desperdicios de origen humano, como son la basura y los contaminantes de tipo sólido y líquido, como los aceites y otros aditivos industriales.

Ante ello, la Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México sigue contemplando las restricciones de los planes “Hoy no Circula”. Sin embargo, estos no parecen bastar para los momentos críticos, por lo cual también ha promovido considerar la tabla del índice de riesgo contaminación.

La tabla de mediciones de la Secretaría del Medio Ambiente de la CDMX permite analizar el nivel riesgos para la salud. (Foto: Secretaría del Medio Ambiente CDMX)
La tabla de mediciones de la Secretaría del Medio Ambiente de la CDMX permite analizar el nivel riesgos para la salud. (Foto: Secretaría del Medio Ambiente CDMX)

Los puntos de riesgo son medidas de precaución, en los cuales se hacen recomendaciones a la población para evitar afectar su salud si las condiciones ambientales así lo merecen. Los rangos van cambiando cada tres niveles. Del uno al tres se denomina como riesgo “Bajo”, el cual no tiene recomendación alguna.

Después, en la parte media de la tabla, del cuatro al seis, aparecen los riesgos “Moderados”, en los cuales se recomienda que se limite la actividad física o se reprogramen dichas actividades si se presentan síntomas o afectaciones en las vías respiratorias.

Luego siguen los riesgos de tipo “Alto”, del nivel siete al 10, en los cuales se recomienda que no se realicen actividades que requieran esfuerzo físico.

Por último, aparecen los riesgos “Muy Altos”, en donde tienen lugar las condiciones superiores al 10, en los cuales se recomienda que no se realicen actividades al aire libre.

Los síntomas de que la contaminación afecta la salud son los siguientes: Molestia en las fosas nasales o picazón en la nariz, flujo u obstrucción nasal (nariz tapada), dolor de garganta o al tragar/pasar saliva, irritación y comezón en la piel; dolor de cabeza, dificultad para respirar y ojos llorosos.

Más sobre este tema:

Cuál es el nuevo índice que usará la CDMX para medir la calidad del aire y que sustituirá al IMECA

Solo cuatro de cada 10 mexicanos prefieren utilizar materiales reciclables

Verificación vehicular 2020: nueva norma obligará a cumplir con valores bajos de contaminantes en autos